loader image

Catch: El futuro de las pruebas de detección del VIH

Sin duda alguna, el sida es la pandemia del siglo XXI, habiéndose cobrado, desde 1981, cerca de 35 millones de víctimas mortales. Hans Ramzan, británico experto en el diseño de producto, tampoco es ajeno al impacto que ha generado este terrible mal. Además, afirma que la principal causa de muerte en el 90% de los países en desarrollo es el VIH, y que 2,5 millones de personas se infectan con VIH cada año debido a diversos factores imposibles de controlarlos por ellos mismos. Terribles cifras, es cierto, y Ramzan no es indiferente al problema. Es por ello que, con la ayuda de otros expertos, ha desarrollado un dispositivo, bajo el nombre de CATCH, para el autodiagnóstico de VIH de muy bajo coste.

¿Cómo funciona?

CATCH es un kit de pruebas que le permite al usuario ahorrarse el tiempo que gasta en viajar a la clínica más cercana. El innovador kit para los dedos es extremadamente intuitivo (diseñado para ser capaz de realizar todo el trabajo analítico necesario para el diagnóstico) y puede usarlo cualquiera. En sólo tres simples pasos se puede verificar si el mortal virus habita en nuestro cuerpo.

El primer paso es deslizar la envoltura desinfectante sobre el dedo. A continuación, presione la parte superior de la pipeta, que está conectada a una aguja, hacia abajo; esto permite que la aguja se introduzca en la piel y, dejando de presionar la pipeta, se pueda succionar la muestra necesaria de sangre. Finalmente, presione el botón que se encuentra en la parte lateral del dispositivo, sacando de esa forma la aguja del dedo y espere a ver el resultado.

Vale recalcar que el indicador de resultados detecta si existen anticuerpos trabajando contra el VIH y funciona de manera similar a una prueba de embarazo: una sola línea indica que la prueba marcha correctamente; mientras que, la presencia de una segunda línea indica que existirían, efectivamente, anticuerpos actuando contra el VIH.

Producto ecológico

Por otro lado, se destaca que el producto esté fabricado en parte con plástico reciclado -compuesto de botellas de agua de tereftalato de polietileno reciclado (PET) y PET regular y puede producirse en masa fácilmente-. El mecanismo fue diseñado para ser de bajo costo; siendo su costo de producción, un aproximado de, $5,  y fácil de usar,  con el fin de facilitar las cosas a las personas en los países en desarrollo con acceso limitado a la atención médica.

El problema a combatir

Según Ramzan, el principal problema que se trata de combatir es la detección tardía de la enfermedad. “Dos millones de personas mueren de SIDA cada año. Esto plantea la pregunta, ¿por qué no se detecta el VIH antes de que llegue a la etapa del SIDA?“, aseveró.

“Si el VIH se detecta temprano es tratable. Como resultado, el número de muertos por sida en los países en desarrollo será considerablemente menor. Aquí es donde CATCH puede ayudar”.

Ramzan se inspiró para crear este  innovador diseño en su propia experiencia, cuando le tocó perder a su propia tía (con quien afirma que era muy cercano)  por esta enfermedad.

Vale recordar que, hasta el momento, ‘CATCH’ es aún una prueba de concepto/prototipo, se está buscando compañías interesadas en producirlo a gran escala; así como instituciones y organismos que ayuden a hacerlo llegar a lugares remotos del tercer mundo, donde es necesario tener un pronto diagnóstico de VIH para evitar futuros contagios y ofrecer un tratamiento adecuado.

Si te interesó el concepto, no dudes en visitar la página web de Ramzan para poder apreciarlo detalladamente: www.hansramzan.com/portfolio/catch.php

Diseño técnico del detector de VIH Catch.